“Me gozo en las obras de tus manos”

Salmo 91, 5.

lunes, 30 de mayo de 2011

DIOS




¿QUÉ COSA ES DIOS?




-Decid, ¿qué cosa es Dios, oh luces bellas?


¡Orden! – me respondieron las estrellas.


-Decid, ¿qué cosa es Dios, flores hermosas?


¡Belleza! – respondiéronme las rosas.


-Decid, ¿qué cosa es Dios, oh Madre mía?


Y Ella, mirando al crucifijo:


-Amor es Dios –me dijo…


Amor más puro que la luz del día.


NINGUNO ME HABLE DE PENAS


EL GAUCHO MARTIN FIERRO


II. 115-132.



Ninguno me hable de penas,


porque yo penando vivo,


y naides se muestre altivo


aunque en el estribo esté,


que suele quedarse a pie


el gaucho más alvertido.



Junta esperencia en la vida


hasta pa dar y prestar


quien la tiene que pasar


entre sufrimiento y llanto;


porque nada enseña tanto


como el sufrir y el llorar.



Viene el hombre ciego al mundo,


cuartiándoló la esperanza,


y a poco andar ya lo alcanzan


las desgracias a empujones;


¡la pucha, que trae liciones


el tiempo con sus mudanzas!



José Hernández



NO CANTO PARA CUALQUIERA


NO CANTO PARA CUALQUIERA



No canto para cualquiera,


ni canto para olvidar;


le canto al alma despierta,


sedienta de Eternidad.



Canto a quienes buscan Cielo,


cuyo destino es amar


y a los que Cielo hallaron,


por creer, por esperar.



Le canto a los ojos limpios,


incapaces de engañar;


le canto al alma sonriente


que vive en gracia y en paz.



Canto a quienes, en silencio


caminan en la verdad;


a la inocencia del niño


y al calor del hogar.



Canto a los que son felices


viviendo en franca hermandad;


canto a los libres del mundo,


a quienes sueñan y dan.



Canto a los dueños del sol,


del aire y la madrugada;


a quienes bañan la tierra


con sudores y con lágrimas.



Canto a quien se siente rico


con su nombre y su bandera;


canto a quien se siente nada,


sin que mengüe su nobleza.



Canto a los que Patria hicieron;


canto a los que al despertar,


agradecen al Dios Trino


la cuna, el Cielo y el pan.




Ángel Luis Miguel Salvat





EL ARTE Y EL ANGEL

El arte y el ángel



El pintor demudado que miraba


A su lienzo de blanco inmaculado


Con porfía buscaba inspiración


¡Oh sorpresa! los colores se fugaron.



Las palabras esquivas no venían


A la pluma del poeta inerme


Ante la búsqueda eterna de la rima


Que le diera sentido a su presente.



Se encontraron de pronto percibiendo


Que un lazo invisible los unía


¿Cómo pintar belleza con colores


Con palabras, con prosa y poesía?



Un ángel que de pronto se acercaba


Al notarles tamañas apatías


Comenzó susurrando estas palabras


Que sonaban como una melodía.



¿Qué habéis hecho humanos ya virtuosos


Poseedores de un alma bendecida?


¿Dónde miran buscando inspiración?


¡Sean voceros de almas agradecidas!



Pinten cuadros de admiración y rezo


De amistad y de amor siempre en vigilia


Rimen cruces, plegarias y hasta llanto


Canten siempre un himno a la vida.



Muchas almas no tienen vuestro don


De percibir la belleza y la alegría


Que aparece de la mano del Señor


Oculta entre la luz y la armonía.



Y es seguro que lo dicho es muy difícil


Por designio divino así prescrito



Más si sienten dolor en vuestro empeño


También Cristo lo sintió con su martirio.



Así entonces pintores y poetas


Siéntanse como gente esclarecida


Que se empeñan en pintar fe y la belleza


Que se ve con el alma agradecida.



El pintor sintió una brisa imaginaria


Que avivaba las brasas encendidas


De su alma que, plena ya de gozo


De colores y luces florecía.



El poeta en cambio advertía


Que unas lágrimas fluían a su mejilla


Y un dulzor mezclado de nostalgia


Le ayudaba a rimar, en sus poesías.



Y el ángel ante el solio del Altísimo


sus acciones en Tierra relataba


“Mi buen Dios he enseñado a dos artistas


Que el buen arte y tu Verdad van hermanadas.”




Aldo H Delorenzi



DER WANDERER - FRANZ SCHUBERT


video

CANCION A LA LUNA - A. DVORAK


video